domingo, 15 de febrero de 2009

El drama de dos madres


El drama de dos madres (Reflexiones)

Dos madres vivirán en estos días uno de los dramas más amargos y terribles de sus vidas: a una le han arrebatado a su hija de una manera violenta y cruel, en los años más dulces, más esperanzados, donde el camino de la vida comienza a recorrerse; a la otra, si aún vive ⎯ los medios de comunicación nada dicen de ella⎯, se le ha venido encima toda la vergüenza, la culpa, el horror, por lo que su hijo ha hecho.
Dos madres desgarradas por el dolor, que sin embargo la sociedad se encargará de juzgar de manera diferente: una podrá salir a la calle arropada por la gente que se unirá a su pena; la otra deberá permanecer en el anonimato, oculta en su casa, sola, porque es la madre del joven malvado, consumiéndose en obsesivas preguntas: ¿ Qué he hecho mal en la educación de mi hijo?,¿ Le hemos consentido demasiado?, ¿ Es un monstruo mi hijo? Ni siquiera podrá manifestar su dolor en público, sólo callar y asumir su pena y responsabilidad en silencio.
No sé si ambas madres tienen varones y hembras. Posiblemente la educación de éstos no haya sido muy diferente en ambos hogares.
Y yo me pregunto ¿Qué está fallando en nuestra sociedad?, ¿Es solo una cuestión de machismo?, ¿Será que la libertad sexual haya de tener algún freno?
Desde luego las chicas se juegan mucho en las relaciones de pareja: a veces la propia vida. He leido que este chico convivía con otra joven de 15 años que había dejado embarazada. ¿Cómo estamos educando a los jóvenes?, ¿Porqué son tan inmaduros?, ¿Les ponemos los padres algún límite?
Yo sigo pensando en las dos madres y siento profundo sentimiento de desolación e impotencia. No quiero entrar en el maniqueismo de buenos y malos, porque todos tenemos hijos…¿Pero los conocemos realmente?

2 comentarios:

Mercedes dijo...

Hola, Lola:
Qué bien has sabido meterte en la piel de ambas madres. Muy buena tu reflexión y muy a tener en cuenta.

Espero que mucha más gente se haga esta reflexión y comprenda que ser madre (o padre) es una prolongación no elegida de todo aquello que beneficia o perjudica a nuestros hijos.
Un abrazo.

Lola dijo...

Hoy he sabido que el joven no tenía madre, se murió hace un tiempo. Aún así creo que la reflexión sirve para otros casos.
Gracias por tu comentario.