lunes, 25 de julio de 2011

¿Se puede ser feliz con la escritura?

¿Se puede ser feliz escribiendo? Lo afirmo. Yo lo estoy percibiendo. Y os cuento los gozos que me aporta día a día la escritura.

Existen pocos decálogos de escritores consagrados que incluyan entre sus consejos para mejorar la escritura el gozo de escribir.

Tanto los que empezáis a escribir, como los que sois veteranos, habréis experimentado frustración y gozo con la escritura. Yo quiero daros a conocer mi decálogo propio, el que he ido atesorando a lo largo de esta década como escritora. En él incluyo lo que debo propiciar y lo que debo rechazar para llegar a disfrutar con lo que escribo:

1 Limpia tu mente de prejuicios y rencores para que la escritura convenza a los lectores.

2 Escribe lo que deseas, no busques los temas de moda o recurrentes.

3 Inscríbete en un buen taller de escritura. La técnica mejorará tus escritos.

4 Lee mucho y aprende de los demás. No los veas como tus competidores.

5 No tengas prisa en publicar; no te agobies con la escritura.

6 No te dejes influir demasiado por las opiniones.

7 El mejor premio es ser reconocido por tus amigos y por ti mismo.

8 No te obsesiones con los certámenes y premios.

9 Pero brinda cuando obtengas alguno.

10 Las palabras están ahí para que tú les des color, luz, sonido, música, sentido,

sentimiento, orden…, para que nos diviertan, nos enseñen, nos emocionen…

11 Este último consejo te lo dejo a ti, lector –escritor, para que añadas lo que te hace gozar con la escritura.


8 comentarios:

Ricardo Guadalupe dijo...

11 Compartir, aunque sea desde otra ciudad o país, como tú has hecho. Para sentirnos más acompañados, enlazados a través de las palabras.

Besos

Lola dijo...

Gracias por compartir. A ver si se animan más escritores.
Besos con sabor a sal

Manuel de Mágina dijo...

Los suscribo todos, Lola. Me parece fenomenal abordar desde ahí el hecho creativo.

Un abrazo.

ximo1476 dijo...

Hola, Lola. Muy bueno el decálogo. Me alegro de que incluyas el punto número tres, muy poca gente aconseja eso y se equivocan. ¿11?
Escribir mucho, mucho, mucho, feliz o infeliz y aunque sea con los pies. Un beso

Lola dijo...

Ximo, tú aportación es el número 12Y seguimos disfrutando.

El Desván de la Memoria dijo...

Magnífico, Lola. Un decálogo del que no solo se puede aprender, sino que invita, motiva y estimula a escribir. Lo he disfrutado y lo suscribo totalmente.
Un abrazo,
Ramón

Teresa Cameselle dijo...

Me apunto tu decálogo, inspirado y acertado, me encanta.

Merche dijo...

Hola Lola,
Acabo de leer tu decálogo y me ha gustado muchísmo. estoy completametne de acuerdo y además le añadiría que cuando escribes eres atemporal, no envejeces y vives dos veces.
Un beso fuerte,
Mercedes